jueves, 3 de abril de 2014

Russel Walker (The Pheromoans/The Bomber Jackets)

Amena charla con Russel Walker. Partícipe de algunos de los proyectos que más me agradan de UK, como The Bomber Jackets y The Pheromoans.



En primer lugar, creo que la primera vez que leí sobre ti estaba ojeando algún artículo acerca de la prolífica escena DIY de Londres. Fue, tal vez, en 2009. ¿Cómo está este aspecto actualmente?

En 2009 supongo que sí había una escena bastante grande de guitarra/indie, y supongo que éramos semi-parte de la misma, tal vez visto de forma global. Hoy en día estoy seguro de que hay bandas similares, pero de nuevo, no formamos parte de ellas, y no conozco a ninguno. Hay buenas cosas experimentales en marcha, pero tengo prohibido el acceso al lugar principal que acoge estos proyectos.

Comprendo, vamos con cosas más jugosas. ¿The Pheromoans fue tu primera banda?

Así es. Comencé con ella cuanto tenía 25 (ahora tengo 33) en mi cocina con Alex y James, solo teníamos una caja de cartón, una guitarra y yo tenía páginas y páginas de historias, poemas, etc… Creo que asumía que eso era lo que todos los cantantes hacían, pero aparentemente no es así. En enero de 2006 dimos nuestro primer concierto y no fue hasta 6 meses después que tuvimos el siguiente.

En tu cocina con dos amigos y muy pocos medios, esta historia se la podríamos atribuir a Swell Maps perfectamente.

Sí bueno, en realidad no guardamos demasiadas cosas de entonces, un par de temas de esa época fueron para el CD-R “the wine shop & the lido”, pero era más para mantenernos entretenidos. Me gustaba mucho Swell Maps en esa época, porque tenían esos pequeños y extraños elementos experimentales, así como The Fall, claro, y un montón de garage oscuro de los 60, en el cual me introdujo James.

Si no estoy equivocado, vuestra primera referencia fue el 7” editado por Savoury Days records, pero esto llevó 3 años desde el comienzo de la banda que nos acabas de contar. Es un periodo muy largo. ¿Encontrasteis muchas dificultades en este aspecto?

El primer single fue en Convulsive a primeros de 2009, por lo que sí fueron 3 años desde que nos juntábamos en la cocina (mediados de 2005). No parecía muy lógico sacar discos o buscar conciertos, no sé el motivo. No creo que buscásemos ser parte de la escena, por su bien. Supongo que por 2008 o así, intentamos hacer un esfuerzo para tocar, ya que yo organizaba algunos conciertos en Stoke Newington, en un sitio llamado Ryan’s Bar. Fue entonces cuando Amelie, que estaba de visita desde Nueva York, vino a vernos y por algún motivo nos ofreció una edición.

Cuéntame algo sobre esas influencias de grupos de garaje y oscuridad de los 60. Noto algunos toques psicodélicos en vuestro s/t casete y primer 12”, especialmente, como en “Darby Joan & Fosters”. ¿Quizá un poco de Fifty Foot Hose o Silver Apples o alguna banda de UK?

Sí, amo esa era. Tengo mala memoria para un montón de material oscuro, pero me gusta mucho Lumpy Gravu, Captain Beefheart, etc. Últimamente tiendo a escuchar algunas cosas de UK, Billy Nicholls, Kaleidoscope y otras. Los Beatles y otros grupos también, claro.

¿Es Savoury Days tu propio sello?

Si, Savoury Days es nuestro sello pero está en punto muerto, por el momento.







Hablemos un poco más sobre The Pheromoans. Habéis anunciado un nuevo álbum para esta primavera. Sois un grupo con una larga trayectoria y la evolución en el sonido es algo común, pero he escuchado un sample de vuestro nuevo álbum “Chung said”, y el cambio es notable, sintetizadores y bases electrónicas predominan. ¿Será esto algo común en ese nuevo trabajo?
Sí, bueno, siempre tratamos de improvisar. Diría que somos una banda muy poco artificial en la que todo viene de forma natural. Yo prefiero las canciones donde soy capaz de cantar de una forma más clara, encuentro las más punk mucho menos interesantes. Quizá sea porque me estoy haciendo viejo y aburrido. (ps: aquí tienes una foto de set de nuestro próximo vídeo que grabamos ayer para la canción “The Boys are British!”)


¿Es ese sonriente niño el nuevo fichaje de The Pheromoans?
Ese es Rowan, ¡mi hijo!
No quiero perderme ese vídeo. ¿De qué trata “The Boys are British?
Es una canción sobre esos dos militares fallidos, los cuales no pudieron aclimatarse a la vida civil. Así que pensamos que nos gustaría probar y lo convertimos en una pequeña película. Está grabado en Hitchin, donde vivo, en el campo y en el jardín de un pub (bajo la lluvia). Es del nuevo álbum.
Creo que somos los civiles los que deberíamos formar una armada en estos días. He consultado con nuestro buen amigo, google maps, y Hitchin parece un pequeño y apacible pueblo. ¿Qué tal es vivir allí?
Se está bien en Hitchin. Es muy calmado, cosa que me gusta. A veces echo de menos la vida social de Londres, yendo a pubs y otras cosas, conciertos no mucho, ya que nunca he ido a demasiados. Aún voy allí regularmente, pero está bien tener la base en algún sitio más tranquilo, especialmente si tienes un niño pequeño, pero en Londres él conocería un rango más amplio de gente, es un acto de equilibrio complicado.
Hablando de vídeos, ayer vi el nuevo de The Bomber Jackets “Walking in the air” y me dejó algo intrigado. Cuéntame algo sobre el contexto del vídeo y también sobre ese ticket de bus con un pin de la selección argentina de fútbol.
Oh, sí, el ticket de bus fue el que cogí el día que nació mi hijo, del hospital a casa. Eran las 4.50 a.m más o menos, ¡no sabía que había autobuses a esas horas!. Llegué a casa y bebí algo de Whiskey, pero entonces llegó mi madre diciendo que había problemas con el parto por lo que tuve que volver un par de horas después. La insignia de Argentina es una protesta contra la ex–Primera Ministra, Margaret Thatcher; la cual acaba de fallecer; debido a la guerra de las Malvinas, que era “su” guerra (todos nuestros Primeros Ministros han tenido, al menos, una guerra en su currículum).



Me tiene muy enganchado el LP de The Bomber Jackets. Dime algo sobre vosotros, ¿si alguien os preguntara qué tipo de música hacéis, qué le responderías?
Es un tipo de synth/post punk, supongo. The Pheromoans siempre han sido marcados como “garage”, lo cual me molesta en cuanto a que esto sugiere mirar atrás, a los 60.
¿Cómo llevas eso de combinar la paternidad con los múltiples proyectos que tienes?
Bueno, no hago muchos conciertos, pero suficientes para conectar con la pequeña demanda. Escribo mucho en casa o en el trabajo por lo que no me quita mucho tiempo. El tiempo de grabación es limitado así que prefiero ese camino, para ser honesto, no me gustan las grabaciones o los largos ensayos, lo encuentro aburrido y poco interesante.
¿Proyectas la vida de The Pheromoans y The Bomber Jackets a largo plazo?
Bueno, para mí no es una broma, me lo tomo muy en serio. Para mí es arte, no es un hobby pero es un estado artístico. Voy a seguir mientras esté interesado.

¿Recuerdas algún concierto en particular que se convirtiese en algo realmente destacable?
Un par han sido catárticos. Con The Pheromoans, especialmente, pueden ser bastante tensos, pero entonces algo lo golpea, y se convierte en algo especial. Pero realmente no puedes controlarlo, es por lo que no me preocupa el ensayar mucho o algo.
Antes has comentado unas líneas al respecto y he leído en otras entrevistas que le das mucha importancia a la voz y letras de tus proyectos. Esto es algo normal en la mayoría de los grupos, pero tú lo usas como un elemento más de la composición.
Así es, es mi principal motivación en realidad. Quiero probar y comunicar cosas que tengo en la mente, yo no puedo cantar solamente “la la la”, no hay nada de malo en ello, me gusta la música con letras de usar y tirar, pero realmente me molestaría hacerlo si éste fuese el caso.
Bien, Russell, te he preguntado sobre los dos proyectos que más conozco, pero sé que tienes muchos otros interesantes trabajos y colaboraciones. ¿Hay algo que no deberíamos perdernos?
Tengo un nuevo álbum que saldrá en marzo, como Charcoal Owls, somos Tom James Scott y yo, lo edita Night School records. Es muy tranquilo y “apagado” al parecer.
¿Alguna gira por España pronto? Os lo pasaréis de fenómenos.
Bueno, quizá sí. Queremos girar para promover el próximo disco de Pheromoans a finales de año, nunca se sabe. Hemos estado tocando en Francia algunas veces, pero me gustaría ir a España y Alemania pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario