jueves, 12 de abril de 2012

Guillermo Urdanibia "el Nerdo".






Guille es una de esas personas que me generan un alto nivel de empatía, aquellas que siempre tienen un nuevo proyecto entre manos. Grupos caóticos, zines y dibujos hilarantes son parte del legado que nos está dejando bajo la firma de "el Nerdo", con un seudónimo así no le puedo dejar impune. Además, me ha hecho pasar algunos de los momentos más míticos que recuerdo, bien en alguno de sus conciertos o hablando, cerveza en mano, de cualquier banda de Texas o Massachusetts.



¿Qué tal por Valencia, aún se puede dormir bien o la humedad ya hace que se te peguen las carnes  a las sábanas noche tras noche?

Esta ciénaga a la que considero mi ciudad adoptiva sigue reportándome inspiración constante mediante esos tópicos que tanto se empeña en demostrar como ciertos. Estoy contento aquí, es como una ciudad sudamericana, lo absurdo se antepone a la lógica, y la gente está mucho más centrada en su propia decadencia que en el cotilleo y el juicio moral que veo en otras ciudades.



Llevas muchos años aporreando instrumentos en numerosas bandas, cuéntanos un poco esa trayectoria.

Pues sí, llevo gran parte de mi adolescencia y toda mi adultez perdiendo tiempo, dinero y el respeto de mis conciudadanos en grupos de mierda mayormente punk, los cuales se caracterizan invariablemente por su ineptitud, lo caótico de la propuesta y por haber sido imperfectas excusas para vivir aventuras junto a algunos de mis mejores amigos. Te hago un breve resumen, que no te quiero aburrir y mi memoria está limitada por la vergüenza y el hedonismo con el que la he maltratado: en el instituto, en Denia, comencé a cantar en Europa Negra, un ineptísimo grupo de hardcore. Me fui a estudiar un año a Yanquilandia, y a mi retorno, me compré una batería por cincomil pesetas y Berto robó una guitarra de una tienda de instrumentos (verídico, lo juro) y comenzamos un largo periodo de matrimonio musical que incluye a los Motörnerds (un grupo con el que pretendíamos hacer skatepunk, pero sonábamos a confederacyofscum, y en cuya última etapa conocimos a Pepe Tigruss, desde entonces de mis mejores amigos y compinche en estas fechorías musicales), Maospontex (junto a Guille, de Tres Delicias, con los que llegamos a ser portada en Las Provincias tras un accidentado concierto al aire libre que incluyó insultos a los asistentes, nudismo y lanzamiento de muslos de pollo) y Black Dragon Society (un desmadre a lo Fireballs of Freedom). Con Pepe a solas también montamos los Niños del Arcoiriss, un breve experimento centrado en el punk cristiano. Finalmente acabamos los tres (Pepe, Berto y yo) montando Concentration Summer Camps. Metimos a Robertito y ya nos convertimos en leyenda. Estos últimos años, con CSC ya en horas bajas, he estado primero en Muerte a la Muerte y posteriormente en su hijo bastardo, Altercado Espiritual, un par de grupos que me permiten traer el mosh y lucir bonitas zapatillas. Ah, y últimamente, junto a Isidro Venereans, Robertito CSC y un francés anarquista estoy tocando la batería de nuevo en Unicornio Negro.







No creo haberme divertido tanto en un concierto como en alguno de Concentration Summer Camps. Berto enrollándose en su cable telefónico, Pepe con su elegancia intrínseca, Robertito colgado de alguna lámpara y tú maltratando unos maltrechos platos a toda mecha. ¿Lo volveremos a vivir?

Me encantaría poder decirte que sí. Esos chavales son mis hermanos, les quiero infinitos, me encanta hacer cosas con ellos, aunque me temo que ahora disfrutamos más quedando para comer paellas en casa de Berto que cruzándonos España para tocar en el garaje de alguien por siete euros para gasolina o haciendo cien kilómetros para ensayar. Somos señores mayores, no nos lo tengas en cuenta. 







Ya teníais un split anteriormente, con Muletrain en No Tomorrow records, pero me llama la atención la mezcla entre Winterstorm, CSC y STOMP records, ¿cómo surgió la idea?

La verdad, no recuerdo si fue idea de Toni Stomp o si fue una de esas ocurrencias etílicas por las que soy internacionalmente conocido, pero vamos, tampoco es una idea tan descabellada, tampoco hay ningún grupo geográficamente cercano con el que tuviéramos más afinidad musical y WS reúnen todas las condiciones que considerábamos necesarias para compartir un split: gustarnos a tope y que adoren a Satán. Respecto a Stomp, sólo puedo decir parabienes: la edición ha quedado de fenómenos y Toni conoce las mejores horchaterías de la ciudad.



Háblame un poco sobre Altercado Espiritual. La única banda de hardcore de Valencia, ¿habéis tenido algún problema o rifirrafe por esta autoproclamación?

Que va, la gente ya ni se ofende, están muy acostumbrados a insultarse por facebook. Además, que cojones, es la verdad, y más desde que Derrota han salido en el recopilatorio del Magazine y se han convertido oficialmente en un grupo de rock.

Respecto a Altercado Espiritual, es el grupo más enfocado en el que he estado en mi vida. Es decir, con los demás la tónica habitual era ponerse a tocar y ver lo que salía, por la mera combinación de los agentes involucrados y el azar, pero en Altercado Espiritual  desde el primer momento queríamos montar un grupo de hardcore que reflejara nuestra común obsesión por Negative fx/Last Rights/Slapshot, DYS, SSD y todos esos grupos de Boston... Añádele un poco de misticismo urbano a lo cromags y un obvio deje estatal (desde Eskorbuto a HHH) y ahí tienes, el grupo que hubiera sido mi favorito cuando tenía dieciséis años. Y bueno, tampoco he evolucionado tanto a lo largo de los años al fin y al cabo.



¿Rolling Stones o 13th Floor Elevators?

Bueno, soy muy de 13th floor elevators, e incluso más todavía del sr. Erickson en solitario, bien lo sabes, pero los rolling stones son lo puto más, joder, la banda sonora del cóctel de cómics underground, drogas psicodélicas, orientalismo de saldo, macarreo impostado y provocación barata que fue mi adolescencia. No sé, no soy muy objetivo, ellos y Black Flag son probablemente mis dos grupos favoritos (y lo que tienen mejores logotipos), esos que te llevan a pensar que sus canciones están escritas exclusivamente para ti.







Dejemos un poco aparcado el tema musical. Divisar NERDO en alguna esquina de carteles o flyers es ya sinónimo de entusiasmo para mí. Llevas muchos años diseñando algunos de los mejores carteles que han pasado por mis ojos. Crowley, Mickey Mouse, Don Juan Carlos de Borbón, tentáculos y rayos son ya un clásico en calles y muros de medio estado. ¿Cuál de tus diseños recuerdas con más cariño?

Si te soy sincero, no pienso mucho en las cosas que he hecho en el pasado, me interesa más lo último que he perpetrado y en lo que estoy trabajando en este momento. Estoy siempre aprendiendo, cada cartel representa alguna técnica o método que estoy intentando pilotar y los temas que en ese momento me obsesionan, y me da un poco de vergüenza ajena mi yo de hace cinco años, aunque le tengo un cierto cariño condescendiente. Ahora mismo estoy con una portada para un disco de Good Fellaz que está siendo un curro titánico, pero que me está divirtiendo mucho. Ahora, espero que ese disco salga y no se demore mucho más o tendré que quemar las Islas Canarias. 



¿Algún nuevo proyecto en referencia a esto?

Dado que es mi pasión y la forma en la que pago las facturas, siempre hay proyectos al respecto. Y confío en que sea así para siempre, soy un adicto al aroma a madera de los lápices, al alcohol de los rotuladores y a ese saludable moreno-monitor que luzco todo el año. No creo que tarde mucho tiempo en escapar de Babilonia y retirarme en alguna cueva a dedicarme de pleno a ver crecer a mis hijos y dibujar en piedras símbolos secretos, mandalas y logotipos paramilitares.



Sé que eres un ávido lector, devorador de libros y zines por igual, pero vamos a profundizar un poco en esto último. Hace ya algunos años sacaste We Are Robots (WAR) con la inestimable colaboración del señor Rises. Interesantes entrevistas a grupos y gente que se prodiga poco por estos lares, desternillantes dibujos y artículos sobre arquitectura y terrorismo. ¿Sabes que debéis sacar, al menos, ese segundo número perdido, verdad?

Elías Rises es un caballero al que tengo gran aprecio, con el que siempre he tenido afinidad gráfica y conceptual y con el que comparto fobias y obsesiones. Fue un placer hacer aquello con su ayuda, y estoy convencido que la colaboración se repetirá pronto, ya sea en forma de fanzine o de película porno.



Lo cierto es que cada vez me importa menos todo lo que rodea la música, y me río con cualquier dibujo mal hecho, pirámides y curvas femeninas suelen ser mis favoritos. Te he traído aquí para sonsacarte la receta de tu famosa hamburguesa de atún. Suelta prenda y dime ya de paso algún buen lugar para comer en Valencia, estoy harto de bravas y paellas recalentadas.

Para comer en Valencia te recomiendo las hamburguesas de Delikate, el couscous del Dukala, los varios restaurantes chinos que hay por la estación del norte, las paellas del bar Llevant (en la Malvarrosa), los bocadillos de la librería anarquista y el self-service vegano de la Gran Vía Fernando el Católico, Y por supuesto el Kentucky Fried Chicken de Peixet Alexandre. Respecto a la receta de mi famosa hamburguesa de atún, es un secreto de familia, si te la diera os tendría que matar a ti y a todos los lectores. Los vascos somos de gatillo fácil y muy nuestros con las cosas de comer. Ahora, estás invitado a probarlas cuando quieras.



Turno de la típica pregunta. Se acerca el verano y hay que abastecerse de música, libros y zines para las vacaciones. Recomiéndame algo.

Bueno, la lectura es algo muy personal, es difícil recomendar algo, pero te confieso que últimamente estoy leyéndome Cañas y Barro, de Blasco Ibáñez, y me está flipando. Aquí en Valencia su obra está eclipsada por la utilización institucional de su nombre, pero considero que sus libros están infravalorados. Yo no dejo de pensar en Faulkner, pero con paellas de rata de la albufera... En cuanto a música, últimamente lo que más escucho son cosas viejas, Crucifixion, Social Unrest, los dos primeros de Slaphot, So Much Hate... De cosas nuevas lo que más me ha gustado úlimamente son obviedades: el disco de Boston Strangler y Shipwrecked y los 7"s de Hoax.







Super Soldiers Tapes, ¿Qué es y cómo llevas ser un nuevo magnate del mercado musical?

SS Tapes es un proyecto en el que estamos metidos Toni Stomp, Alberto Fácil-E (de Altercado Espiritual, mi socio en casi todas mis aventuras últimamente) y servidor con el que pretendemos, además de mermar las herencias de nuestros descendientes y poder experimentar con infrafrecuencias y los mensajes subliminales, hacer un sincero homenaje al formato con el que empezamos a escuchar punk y hardcore hace eones, las cintas. Sí, son una mierda de formato, no suenan que te cagas para nada, se joden relativamente fácil y las portadas son muy pequeñas, pero son un artefacto realmente entrañable, y casi tan cargado de magia como los disquitos. Rebobinar con un boli bic y reparar cintas enrolladas en la pletina son procesos cuasi-alquímicos, joder. Supersoldiers surgió tras un concierto de Sheer Terror en Amberes y una legendaria conversación sobre la CIA, el control mental, los hombres-lagarto y Lady Gaga. De alguna forma, es la continuación de la aventura que comenzamos con la auto-edición de la cinta de MALM (que es la referencia nº1, aunque no sea realmente así), continúamos editando la cinta con la demo pre-disco de Good Fellaz, y ahora (si los fabricantes dejan de hacer el inútil y se centran un poquito) estamos a puntísimo de editar tres cintas más: la demo de Dictadura (jarcorpunk a lo germs, adolescents o la perrera, con Juanma de Hell Division), Out Crowd (youth crew y oi! desde Atlanta) y Altercado Espiritual (ya lo sabéis, el único grupo de hardcore de Valencia). Sí, joder, los occidentales somos lo puto peor, siempre haciendo chorradas para superar nuestro sempiterno hastío vital. Menos mal que ésto se acaba, y en breve tendremos que cazar para alimentarnos, matar para defender el carrito de la compra con nuestras últimas pertenencias y robar gasolina para hacer funcionar el transformador que hará girar nuestros tocadiscos.

Abajo la puta ley.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada